Archivo del sitio

LIFESTYLE. Recordando un capítulo de Mujeres Desesperadas…

Me doy cuenta de aquella clave que comentaba la película protagonizada por Julia Roberts, Erin Brockovich, donde entre otras cosas, venía a demostrar que la mujer no puede triunfar en todos los campos de su vida, laboral y familiar, sino que tiene que elegir cuál es el más importante y optar por dedicar su vida entera a ello.

En el capitulo de Mujeres Desesperadas ocurre algo parecido, Bree tiene que renunciar a su exitosa carrera como autora de un libro de cocina tradicional porque su marido, Orson, se siente “pequeño” a su lado. También está Lynette, que tras 12 años de éxitos profesionales en el sector publicitario decide convertirse en madre de 4 hijos y empresaria de una pizzeria no muy exitosa y cuando sus hijos se hacen mayores y quiere volver a trabajar, se las ve y se las desea para volver al mundo.

Los especialistas en tendencias y comportamientos sociales las han bautizado como time freaks, expresión que puede traducirse al español (en un sentido muy amplio, no literal) como “locas del tiempo”. Se trata de mujeres de entre 25 y 49 años que trabajan en su profesión, están casadas, tienen hijos y reúnen las cuatro características esenciales para ser consideradas time freaks:

  • el tiempo no les da para todo
  • hacen varias cosas a la vez
  • realizan las tareas de prisa 
  • anhelan tiempo para sí mismas

En fin, que según una reciente encuesta del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), el 60% de las mujeres considera la maternidad un obstáculo para su carrera profesional. De hecho, un 16% abandona su empleo después de tener niños para dedicarse a su cuidado.

Pues eso chicas, a por todas con un par de Red Bulls.